Aspiración traqueal

10 de October del 2016

La aspiración traqueal en enfermos traqueostomizados o intubados, es una técnica aséptica utilizada para eliminar del árbol bronquial secreciones que el paciente no puede expulsar por sí solo y para mantener una buena permeabilidad del tubo endotraqueal, consiguiendo así un intercambio gaseoso adecuado a nivel alveolo-capilar.
Material
Sondas de aspiración de diversos calibres.
Sistema de aspiración.
Guantes estériles.
Lubricante en aerosol.
Recipiente con agua destilada o solución antiséptica.
Procedimiento
Explicar el procedimiento al paciente.
Preparar el sistema de aspiración y ajustarlo a la presión negativa deseada.
Lavarse las manos y ponerse los guantes estériles.
Tomar la sonda estéril del envase y colocarla en el sistema de aspiración.
Introducir la sonda previamente lubricada, a través del tubo o cánula, hasta la tráquea sin aspirar, tan lejos como sea posible.
Retirar el catéter en el momento de iniciar una succión intermitente, rotándolo ligeramente.
El periodo de succión no ha de durar mas de 10 segundos. En pacientes que requieren altas concentraciones de oxígeno este tiempo se reducirá a 5 segundos. Tras la aspiración se oxigenará al paciente con ambú o conectado a ventilación mecánica.
Limpiar el sistema de aspiración con agua o antiséptico.
Vigilar la frecuencia cardiaca y respiratoria así como la saturación de oxígeno si es posible, durante y después de realizada la técnica.
Registrar la técnica, así como aspecto, cantidad, color e incidencias.