Capitulo 6: Aseo del niño en estado crítico: Lavado de piel y mucosas

17 de October del 2016

Autores:

  • María José Herruzo Grande
    •  Correomj_grande@yahoo.es
    •  Titulación académica: Diplomada en Enfermería
    •  Centro de Trabajo: Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. Hospital General Universitario Gregorio Marañón (Madrid)
  • Rosa María Reig Lorenzo
  •  Correorosareig26@hotmail.com
  •  Titulación académica: Diplomada en Enfermería
  •  Centro de Trabajo: Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. Hospital General Universitario Gregorio Marañón (Madrid)

 

Resumen:
   El aseo del niño en estado crítico es uno de los pilares fundamentales para el control de infecciones, confort del niño y prevención de úlceras por decúbito.
En este tema abordaremos los siguientes puntos:
•  Higiene de la piel.
•  Cuidados del cordón umbilical.
•  Higiene de mucosas: ojos, fosas nasales y boca
   Por último se abordará la actuación de la enfermería para mantener la integridad de la piel y mucosas.

Aseo en el niño en estado crítico: Lavado de piel y mocosas
1.- INTRODUCCIÓN
   El aseo del niño en estado crítico es uno de los pilares fundamentales para la prevención de infecciones, confort y prevención de erosiones y úlceras, tanto de piel como de mucosas.
2.- DEFINICIÓN
   Conjunto de medidas higiénicas que realiza enfermería para conservar la limpieza y el buen estado de la piel y sus anejos, así como prevenir infecciones.
3.- OBJETIVOS
•  Mantener limpieza corporal
•  Valorar nivel de movilidad (estimular el tono muscular con movilizaciones pasivas)
•  Valorar el estado de la piel y mucosas
•  Activar circulación sistémica o local
•  Proporcionar bienestar y relajación al niño
•  Evitar la proliferación de microorganismos
4.- HIGIENE DE LA PIEL
   Se elegirá el momento de mayor estabilidad hemodinámica para realizar la higiene y cuidados respetando los períodos de reposo-sueño del niño, disminuyendo así el número de manipulaciones.
4.1. EL BAÑO
4.1.1. Equipo y material
•  Una palangana con agua templada y jabón liquido
•  Toallitas de celulosa desechables
•  Empapadores
•  Guantes
•  Pañal
•  Sábanas
4.1.2. Técnica
•  Se realizará una vez al día y que no coincida con el horario de alimentación del niño
•  Comprobar la temperatura del agua
•  La higiene será de arrastre utilizando toallitas jabonosas humedecidas, insistiendo en pliegues y zonas interdigitales, seguida del aclarado y secado con presión suave sobre la piel. Y se haré en el siguiente orden: cara (no se enjabona para evitar irritaciones), orejas, cuello, miembros superiores (comenzando por axilas, continuando por los brazos, dedos, uñas y espacios interdigitales), tórax, abdomen (especial cuidado en zona umbilical y pubis), miembros inferiores , región perineal (en niñas se realizará la higiene de delante a atrás y en niños, incidir en zona de escroto y prepucio), espalda y nalgas.
•  Aplicar loción hidratante si no está contraindicado
4.1.3. Precauciones y observaciones
•  Especial atención con drenajes y accesos vasculares
•  Vigilar signos de hipotermia (si fueran neonatos)
•  No frotar zonas lesionadas para evitar irritaciones
•  Dejar en último lugar el lavado de zonas contaminadas para no diseminar infecciones
•  No aplicar cremas ni aceites a recién nacidos con fototerapia o con contraindicación médica
5.- CUIDADOS DEL CORDÓN UMBILICAL
5.1.- Objetivos
•  Favorecer la cicatrización del muñón umbilical
•  Evitar infecciones
5.2.- Material
•  Gasas
•  Jabón
•  Agua
•  Clorhexidina 2% acuosa o alcohol 70º
5.3.- Técnica
•  Lavar con agua y jabón para evitar la posible contaminación por meconio y orina
•  Secar con unas gasas sin frotar
•  Aplicar Clorhexidina 2% acuosa o alcohol 70º con una gasa en la zona del muñón
5.4.- Precauciones y observaciones
•  Observar signos de infección: enrojecimiento, mal olor, supuración y sangrado.
•  Si existieran signos de infección, se aplicará agente antimicrobiano bajo prescripción médica.
6.- HIGIENE DE MUCOSAS
6.1 Higiene de ojos
6.1.1 Equipo y material
•  Gasas estériles
•  Suero salino isotónico
•  Guantes
6.1.2. Técnica
•  Se lavan los ojos suavemente con gasas estériles humedecidas con suero salino realizando pasadas desde lacrimal hasta zona externa del ojo, siempre cambiando de gasas.
6.1.3. Observaciones y precauciones
•  En recién nacido se hace profilaxis ocular con aureomicina, según protocolo de la unidad para prevenir la oftalmia gonocócica del recién nacido.
•  Si se observan secreciones purulentas se recogerá exudado conjuntival para posterior tratamiento médico.
6.2. Higiene de fosas nasales
6.2.1. Equipo y material
•  Jeringa de 2 cc
•  Suero salino isotónico
•  Sonda de aspiración
•  Gasas
•  Guantes
6.2.2. Técnica
• Se instila con una jeringa suero salino isotónico en cada fosa nasal y se procede a la aspiración nasofaríngea
6.2.3. Observaciones y precauciones
• Si no es absolutamente necesario, no se debe aspirar al neonato por la irritación que se produce en su inmadura mucosa nasal.
6.3. Higiene de la boca
6.3.1. Equipo y material
•  Gasas
•  Guantes
•  Clorhexidina 0,1% acuosa diluida en agua estéril.
•  Vaselina
•  Jeringa 2cc
6.3.2. Técnica
• Con la ayuda de un depresor en el que se envuelve una gasa o torunda impregnada en la solución de clorhexidina diluida en agua estéril, se limpia la mucosa de la mejilla, paladar, encías, base de la boca y lengua. Se debe cambiar la gasa o torunda en cada lado de la boca. Seguidamente, se aclara la boca introduciendo agua estéril con ayuda de una jeringa y aspirando al mismo tiempo con una sonda corta y de bordes redondeados, posteriormente se repite la operación con la solución de clorhexidina. Finalmente se hidratará los labios con vaselina, siempre y cuando no esté contraindicado.
6.3.3.  Precauciones y observaciones
• Si existiera muguet (infección por levaduras de mucosas oral y de la lengua), se realizarán lavados con bicarbonato 1/6 M y tratamiento antimicótico en placas.
7.- CUIDADOS DE PIEL Y MUCOSAS
El niño en estado crítico, en muchas ocasiones estará conectado a un respirador sedoanalgesiado y relajado por lo que habrá que extremar al máximo los cuidados de la piel y mucosas para evitar úlceras e infecciones. Estos cuidados podrán hacerse conjuntamente con el aseo diario evitando así el número de manipulaciones. Muy importante a tener en cuenta es el lavado de manos, que es la principal medida para prevenir infecciones.
•  Mantener al niño sobre colchón antiescaras (silicona o aire)
•  Mantener la piel seca e hidratada
•  Cambios posturales cada 2 – 3 horas, siempre y cuando no estén contraindicados
•  Fisioterapia si es posible realizarla con la hidratación
•  Curas de accesos vasculares centrales y periféricos, así como drenajes cada 48 - 72 horas según protocolo de la unidad.
•  Protección con apósitos hidrocoloides de zonas de roces (espalda, cabeza, orejas, etc.)
•  Fijación adecuada de las sondas (gástrica, traspilórica, vesical) y de tubos (TET y drenajes) protegiendo puntos de apoyo con apósitos hidrocoloides.
•  Cambio de sitio de sonda de saturímetro una vez por turno para evitar quemaduras.
•  Lavado de ojos con suero salino isotónico una vez por turno, así como hidratarlos y protegerlos con pomada lubricante.
•  Lavado de fosas nasales y boca una vez por turno y aspiración de secreciones si fuera necesario.
•  Hidratación de labios
Mientras se realiza la higiene y cuidados de piel y mucosas siempre se estará atento para detectar y prevenir cualquier problema como pueden ser signos de infección en zonas de inserción de catéteres venosos y arteriales, sangrado, aparición de úlceras por decúbito, micosis cutánea y trastornos oculares.
BIBLIOGRAFÍA
•  X Curso de actualización de cardiología pediátrica (Madrid. Hospital Universitario Gregorio Marañón 2004): Manejo y cuidados de enfermería del niño en espera de trasplante cardíaco.
•  VV.AA.: Tema 6. Higiene del Paciente. Fundamentos básicos en la práctica enfermera. FUNDEN (2001)
•  MARLOW REDDING (1993): Cuidado y evaluación del niño. El neonato; El neonato, la familia y la enfermería. Enfermería pediátrica. Ed. Panamericana 6ª Edición.
•  VV.AA (2000): Cuidados del recién nacido sano. Cap.12. Cuidados de enfermería en neonatología. Editorial Síntesis.

Os invito a que participéis activamente en este capítulo, dejando vuestras aportaciones en la Sección de comentarios