Ejercicios según el arco de movimiento

10 de October del 2016

Consideraciones generales
Ejercicios de amplitud de movimientos
    Los ejercicios de amplitud de movimientos se realizan para mantener la movilidad de las articulaciones y para prevenir las contracturas. Pueden también ayudar a preparar a la persona que ha estado tiempo encamada a deambular.
    Los ejercicios son los siguientes:
Para el cuello, mover la cabeza hacia atrás y delante tanto como sea posible, como si se asintiera.
Para los hombros, elevarlos y moverlos hacia delante en movimiento circular. Después hacia atrás también en movimiento circular.
Para los codos, estirar el brazo, después doblar el codo y tocar el hombro con la mano. Después estirar el brazo lentamente. Repetir el ejercicio con el otro brazo.
Para la muñeca y la mano, descansar los antebrazos en los brazos de una silla con las palmas hacia abajo y doblar las muñecas lentamente hacia arriba y hacia abajo.
Para los dedos de las manos, puede estar sentado o de pie. Extenderá ambos brazos hacia delante al nivel del hombro, con las palmas hacia abajo. Extenderá los dedos separándolos tanto como pueda; luego, volverá a ponerlos juntos.
Para las caderas y las rodillas, se tumbará en la cama, manteniendo la rodilla doblada y el pie plano sobre la cama, doblar la otra pierna Ilevándola tan cerca del pecho como sea posible. Lentamente, estirar esta pierna de nuevo, enderezando la rodilla y la cadera, relajándose. Repetir el ejercicio con la otra pierna.
Para la espalda, se situará de pie, erguido, con los brazos a los lados, levantará el brazo derecho adelante y arriba por encima de la cabeza todo lo que pueda. Volverá a la posición del principio y repetirá el ejercicio con el brazo izquierdo. Otro ejercicio es con los brazos a los lados, levantará a un lado y arriba por encima de la cabeza todo lo que pueda. Volver a la posición inicial y repetir el movimiento con el otro brazo. Otro ejercicio es levantar el brazo hasta la altura del hombro y acercarlo al otro hombro tanto como sea posible. Repetir el movimiento con el otro brazo.
Para el tobillo, hacer un círculo con el pie, moviéndolo primero en la dirección de las agujas del reloj y luego en sentido contrario. Repetir el ejercicio con el otro pie.
    Estos ejercicios se deben realizar lentamente y repetir cada uno 3-5 veces al principio, aumentando progresivamente las repeticiones a medida que aumenta su tolerancia.
    Se deben interrumpir si se siente excesivo dolor.

 

Ejercicios isométricos
    Los ejercicios isométricos tienen como fin fortalecer y tonificar los músculos. Al realizar estos ejercicios regularmente, la persona encontrará más fácil llevar a cabo sus actividades diarias.
    Se deberá repetir cada ejercicio 3 veces, y el programa completo 5 veces al día.
    1. Fortalecimiento de los músculos de los brazos
    Se pondrán los brazos hacia delante, con las palmas de las manos juntas; mientras respira lenta y profundamente se apretarán firmemente las manos una contra la otra.
También se puede coger una pelota apretándola entre 3 y 5 segundos.
    2. Fortalecimiento de los músculos del abdomen
    Meterá los músculos abdominales hacia dentro, tanto como pueda, entre 3 y 5 segundos. Respirará lenta y profundamente, para posteriormente relajar gradualmente los músculos.
    3. Fortalecimiento de los músculos de las nalgas
    Mientras respira lenta y profundamente, apretará los músculos de las nalgas entre 3 y 5 segundos. Después se relajarán. El reforzamiento de estos músculos ayudará a que la persona esté equilibrada cuando esté sentada.
    4. Fortalecimiento de las piernas
    Se tumbará de espalda y doblará la rodilla de la pierna izquierda, manteniendo el pie izquierdo horizontal en el suelo. En esta posición se levantará la pierna derecha unos 8 centímetros y la sostendrá así durante 5 segundos. Se relajarán las piernas para volver a repetir el movimiento con la otra pierna.
    5. Fortalecimiento de la espalda y mantenimiento de la postura
    Estando sentado, se agarrará con las dos manos a un palo que apoyará en las rodillas, después se extenderán los brazos hacia delante levantándolo por encima de la cabeza hasta llegar a la parte posterior del cuello, donde se apoyará.
    Todos los ejercicios explicados en este tema servirán para mantener activas las articulaciones afectadas y fortalecer los músculos que las rodean, aumentarán el movimiento de las articulaciones y reducirán la rigidez y el dolor.
    Se realizarán los ejercicios teniendo siempre en cuenta lo siguiente:
Si se siente dolor al realizar cualquiera de los ejercicios, se debe cesar inmediatamente.
Si el dolor continúa se debe avisar al médico.
Nunca se debe forzar o sobrecargar un músculo o articulación.
Técnica
Explicar al enfermo y familia la necesidad de llevar a cabo este tipo de ejercicios.
Dar al enfermo instrucciones claras y fáciles de entender.
Informar al enfermo de la necesidad de vestir ropa cómoda para realizar los ejercicios.
Proporcionar intimidad al paciente a la hora de realizar los ejercicios usando para ello biombos.
Hacer hincapié al paciente de su responsabilidad en cuanto a la participación y los avances en el ejercicio.
Antes de iniciar los ejercicios permitir al enfermo un descanso si ha estado sometido a mucha actividad.
Los ejercicios deben planificarse de forma individual para cada paciente según su edad, complexión del cuerpo y capacidad física.
Los ejercicios pueden hacerse mientras el enfermo está en la cama, o de pie durante sus actividades.
Cada movimiento debe repetirse tres veces según la tolerancia del paciente.
Permitir periodos de descanso entre ejercicio y ejercicio.
Una vez que se han realizado los ejercicios observar si existen dolor, molestias, etc., en el paciente.
Registrar el procedimiento en la hoja de observaciones.