Irrigación del ojo

10 de October del 2016

Concepto
    Este procedimiento consiste en el lavado del saco conjuntival mediante la administración de líquido.
Material
Solución salina estéril.
Hule protector.
Guantes.
Jeringa o irrigador ocular.
Gasas estériles.
Procedimiento
Comprobar la prescripción médica acerca del tipo de irrigación a aplicar al paciente (cantidad, temperatura, etc.). La irrigación se suele realizar con solución salina estéril.
Colocar al paciente en una posición que nos permita acceder con facilidad alojo y elegir un sitio bien iluminado para llevar a cabo el procedimiento.
Realizar un lavado concienzudo de manos antes de realizar el procedimiento.
Colocar un hule protector sobre los hombros del paciente para no mojarle la ropa.
Si el paciente puede colaborar, le daremos el recipiente donde caerá la solución de irrigación y él lo sostendrá en el borde del ojo.
Separar suavemente los párpados con los dedos de una mano.
Irrigar el ojo utilizando para ello un irrigador ocular o una jeringa, haciéndolo de modo que la solución fluya con uniformidad.
Tener precaución para que el párpado, pestañas o globo ocular no contacten con el irrigador.
Mientras se irriga pedir al paciente que cierre el ojo de forma periódica.
Secar los alrededores del ojo con una gasa estéril.
Registrar el procedimiento realizado, especificando la cantidad de solución salina y la temperatura a la que estaba.