Lactancia materna

10 de October del 2016

Concepto
    La alimentación materna es el método más adecuado, barato y seguro para la buena nutrición del RN y lactante. Sólo está contra indicada la lactancia al pecho cuando la madre padece una enfermedad grave o transmisible (infecciosa), toma medicamentos que se eliminan por la leche o hay factores de tipo psicológico o sociológico que lo desaconsejan y siempre bajo indicación médica.
Material necesario
Sujetador mamario para los pechos.
Almohadillas mamarias.
Gasas.
Crema de base acuosa o lanolina para el cuidado de la areola y el pezón.
Almohada.
Almohadillas mamarias.
Procedimiento
Cambiar el bebé antes de empezar a darle el pecho. Observar y anotar el tipo y cantidad de deposición.
El Profesional de Enfermería debe lavarse las manos con agua y jabón antes de empezar a ayudar a la madre a dar el pecho.
Hay que recomendar a la madre que beba líquidos antes de dar el pecho, durante la lactancia y después de la misma.
Recomendarle que acuda al baño a orinar con el fin de no interrumpir la lactancia.
Recomendar a la madre que se lave las manos bien con agua y jabón, antes de empezar.
Es recomendable que use sujetador mamario con el fin de producir el apoyo adecuado a las mamas. Si pierde lech"e entre tomas, debe colocarse almohadillas mamarias debajo del sujetador.
La mujer lactante debe colocarse en una posición cómoda y adecuada: Se pueden utilizar distintas posiciones, según como se encuentre de cómoda.
    La madre sentada, con el codo del lado de la mama expuesta flexionado, apoyando ese brazo sobre una almohada colocada en una superficie. La cabeza del lactante se apoya sobre la flexura de ese codo y el cuerpo del niño sobre la almohada. Con la otra mano se coge la mama y se orienta la areola y el pezón hacia la boca. A esta posición se la conoce tradicionalmente como «posición madona».
    La madre se acuesta de costado, levantando el brazo y flexionándolo por detrás de la cabeza. Con la otra mano ligeramente flexionada hacia delante sujeta la cabeza del bebé. Se habla de posición lateral.
    La llamada posición de futbolista se usa para dar el pecho a gemelos. La madre, sentada en la cama con la espalda apoyada en el cabecero de la misma, se coloca una almohada debajo de cada lactante y se sostiene cada una de las cabezas de los bebés con las respectivas palmas de las manos y los pies en sentido opuesto.
Seguidamente, para darle el pecho:
Con la mano libre, debe colocar su dedo pulgar sobre la areola mamaria expuesta y los dos primeros dedos debajo de la areola.
Con el pezón debe frotar la mejilla del niño para estimularle a buscar el pecho. Debe evitar el tocar la otra mejilla para evitar que el bebé gire la cabeza para el lado contrario de la mama.
Cuando el lactante busca con la boca el pezón hay que introducírselo, metiendo también la mayor cantidad posible de areola mamaria para que con la presión que el bebé ejerce a través de sus labios, encías y músculos, se produzca el flujo de leche.
Las fosas nasales del lactante siempre tienen que estar libres. Hay que evitar que el propio pecho las tape. Si el tamaño del pecho llega a ocluirlas debe colocarse la mano libre de la madre entre las fosas del niño y el pecho, evitando el contacto con su nariz.
En el primer día de lactancia, debe ponerse 5 minutos a cada pecho y en cada toma.
En el segundo día se dejará mamar siete minutos cada pecho y en cada toma.
El tercer día unos 10 minutos. Después se puede amamantar entre 10-15 minutos en cada toma.
Para que el niño suelte el pecho puede introducirse suavemente un dedo por la comisura labial en la boca del bebé o bien tapar un inst~nte las fosas nasales. Al romper el vacío deja de mamar.
Después de terminar coloque al bebé sobre el costado, pero nunca en posición horizontal para evitar las regurgitaciones. Espere a que expulse los gases. Frótele la espalda o déle pequeñas palmaditas para facilitar la salida de los gases.
Al terminar de dar el pecho y antes de empezar a mamar de nuevo la madre puede lavarse los pechos con agua y jabón, y secarlos con gasa estéril. Algunos autores mantienen que al terminar de dar de mamar la madre debe dejar secar el pezón unos 15 minutos al aire, y luego aplicarse una crema de lanolina a la areola y pezón para evitar la irritación. Si hubiera grietas en el pezón y/o areola aplicar una pomada antigrietas y cubrirlo con una gasa estéril.