Luxaciones

11 de October del 2016

Concepto
    La luxación se define como una dislocación permanente de las superficies articulares de los huesos. Este desplazamiento del hueso se produce, generalmente, por una fuerza violenta que desgarra los ligamentos que mantienen los huesos en su sitio.
    Una vez que el hueso ha dejado de estar en su posición, la articulación deja de funcionar y se origina una zona hinchada y muy dolorosa.
    Las áreas que se afectan con mayor frecuencia son el codo, la rótula, el hombro y la muñeca. En los dedos se producen también luxaciones muy a menudo.
    El tratamiento de la luxación se basa en aspectos ortopédicos (reducción de la luxación) y quirúrgicos (para las no reducibles).
    En un centro de Atención Primaria se debe inmovilizar la articulación y derivar al paciente al hospital para valorar una posible intervención quirúrgica (en casos graves).
Técnica
    Los cuidados de Enfermería en pacientes que presentan luxación son:
La aplicación de hielo es una buena técnica terapéutica para aliviar al dolor.
Si realizamos un vendaje compresivo, debe ser suave y nunca dejarlo apretado.
Si la luxación está localizada en la muñeca o en la rodilla, es conveniente mantener la extremidad elevada.
Si la luxación es grave debemos valorar la necesidad de trasladar al paciente a un hospital de traumatología.
No se recomienda aplicar pomadas ni sprays sobre la zona afectada, ya que no disminuirá el dolor ni la inflamación.
Tranquilizar al paciente, las luxaciones pueden provocar en los pacientes un estado de gran ansiedad.