Técnicas de Hidroterapia

10 de October del 2016

Generalidades
    Las técnicas hidroterápicas más utilizadas son:
Baños (totales, parciales y especiales).
Tanques y piscinas terapéuticas.
Compresas y envolturas (totales y parciales).
Abluciones.
Procedimientos hidrocinéticos:
Duchas.
Chorros.
Baños de remolino.
Masaje subacuático.
Masaje con hielo.
Baños
    Según sea el baño total o parcial, la totalidad del cuerpo o parte de él se sumerge en el agua.
    Los baños parciales pueden ser fríos, calientes o de contraste (frío-caliente). En función del segmento corporal bañado reciben diferentes denominaciones:
Manos y brazos -+ maniluvio.
Pies y piernas -+ pediluvio.
Pelvis -+ baños de asiento o semicupio.
    Baño parcial a temperatura ascendente de Hauffe. Pediluvio que comienza a temperatura indiferente y se va aumentando la temperatura hasta llegar a los 45°.
    Baño de Kneipp, baño parcial de pies y piernas; el paciente pasea por un estanque con un nivel de agua de 10 a 20 cm. Lo especial de este baño, es que cada sección del suelo es de diferente naturaleza: liso, arena fina, gruesa, gravilla con el objeto de activar la musculatura intrínseca de los pies.
    Los baños también pueden clasificarse según la temperatura (fríos y calientes) y según la composición del agua utilizada (especiales).
    Los baños fríos serán de corta duración 2-3 minutos.
    El baño caliente 35-36°C puede tener una duración de 15-20 minutos.
    Es conveniente comenzar el baño con temperaturas más bajas y progresivamente ir incrementando la temperatura del agua.
    El paciente no debe permanecer más de 30 minutos sumergido en un baño caliente, para evitar la pérdida excesiva de líquidos producida por la exudación.
Baño de vapor
    Pueden considerarse variantes del baño caliente. La forma de aplicación puede ser parcial o total.
Baño parcial de vapor
La aplicación más usual es en forma de vahos, para el aparato respiratorio.
Baños totales de vapor
    El baño romano, el baño turco y la sauna finlandesa son ejemplos de baños de vapor (consultar tema de termoterapia).
Baños de contraste
    También llamados «baños escoceses» o «baños alternantes», Son baños parciales en los que se sumerge el miembro de forma alternante, primero en un tanque o recipiente con agua caliente y luego en otro con agua fría; la técnica siempre se finaliza con agua caliente.
Baño caliente: temperatura entre 38-40°, tiempo de aplicación 5 minutos.
Baño frío: temperatura entre 18-20°, tiempo de aplicación 20 o 25 segundos.
    Otros autores consideran diferentes tiempos de aplicación del baño caliente y el frío. Ej. 3 minutos de caliente y 1,5 minutos de frío.
    Tiempo total de aplicación de la técnica de contraste, 20 minutos.
El cambio de caliente a frío se efectúa con rapidez, con el objeto de facilitar la acción del sistema vascular.
Baños especiales
Baño carbónico
    También llamado baño de Nauheim. Se puede obtener artificial mente mezclando directamente anhídrido carbónico con el agua, o de forma natural en aquellos establecimientos que tengan aguas ricas en (COj. Tiene un efecto sedante y analgésico.
Baño de oxígeno
    Se consiguen aplicando el oxígeno al baño desde una botella de oxígeno. Posee un efecto sedante, disminuye el número de pulsaciones y la tensión arterial.
Baño salado
    Para obtener un baño salado se añade sal común (CINa) al agua. Unos 500 gr de sal por cada 10 litros de agua, con el objeto de aumentar la flotabilidad y facilitar los movimientos. Las aplicaciones del baño parciales se realizan con el fin de disminuir el edema y facilitar el drenaje. Al aumentar la densidad del agua por la sal, existe mayor presión sobre la zona sumergida.
Baño galvánico
    El agua en estado puro es mala conductora de la electricidad, pero esta propiedad del agua se modifica al disolver en ella una sal ionizable.
    El baño galvánico se obtiene al aplicar en una bañera un electrodo con corriente galvánica, actuando el agua como segundo electrodo. Al agua se le suele añadir (CINa) con el fin de aumentar la conductibilidad de la corriente. La temperatura del agua suele establecerse entre los 35-37°.     Duración del tratamiento: 20-30 minutos.
Baño de agua de mar. Talasoterapia
    La talasoterapia, es el aprovechamiento del mar y del clima marino con fines terapéuticos.
Tanques y piscinas terapéuticas
Tanque de Hubbard
    Por su forma (trébol, cuadrada, mariposa, seta...) permiten un fácil acceso tanto al paciente como al profesional, para movilizar los diferentes segmentos corporales. Se utilizan con agua caliente a la que se pueden añadir «chorros a presión». Los tanques de Hubbard se llenan y se vacían con rapidez, disponen de un termómetro de control de la temperatura y están dotados de dispositivos para situar al paciente a diferentes alturas.
Piscina terapéutica
    Las piscinas, nos permiten la realización de tratamientos grupa les (siempre que los pacientes posean una patología similar) o individuales.
En las piscinas, las técnicas de hidrocinesiterapia se pueden agrupar en los apartados:
Ejercicios de puesta en carga progresiva y reeducación de la marcha. Se indican en lesiones del sistema músculo esquelético. Los ejercicios se inician tras haber obtenido el grado de consolidación suficiente. Son realizados a profundidad variable en función del grado de consolidación de la fractura, a menor consolidación mayor inmersión. Para obtener la máxima descarga del segmento, el nivel del agua debe llegar a los hombros estando el paciente en bipedestación para descarga del miembro inferior y en sedestación para el miembro superior.
Ejercicios de movilización asistidos, libres y resistidos.
Ejercicios de reeducación neuromotora.
    El agua constituye un estímulo exteroceptivo que ayuda a la percepción de los miembros y permite la toma de conciencia del esquema corporal durante el movimiento.
Corredores de marcha
    Su uso principal es para el inicio de la carga corporal. Son de longitud y forma variable; en ocasiones disponen de una pared lateral transparente, que permite el control visual de la deambulación del paciente.
Compresas y envolturas totales y parciales
    Se utilizan desde los más simples, paños o toallas, a los más sofisticados como el Hot-packs, el hydrocollator → envoltura que contiene un gel que cuando se sumerge y se calienta, se convierte en una eficaz compresa húmeda y caliente. Determinados Hot-packs se pueden calentar en un microondas. La forma de transferencia del calor es mediante conducción.
    Envolturas → técnica que consiste en envolver una parte o todo el cuerpo, excepto la cara, con paños de lana, algodón, lino o gasa.
    Las envolturas pueden ser secas o húmedas, frías o calientes.
    Compresas → Son «envolturas» que pueden estar empapadas en sustancias medicamentosas. Su aplicación generalmente es local y caliente para aprovechar el efecto térmico. La compresa caliente recibe el nombre de fomento.
    Compresa de Priessnitz, compresa fría y humedecida en una mezcla de alcohol alcanforado yagua.
    Compresa de Kenny, compresa caliente. La compresa, tras introducirla en agua caliente, se retuerce con el objeto de eliminar el excedente de agua obteniéndose una compresa caliente y casi seca. Esta compresa tuvo su inicio como terapia en el tratamiento de los pacientes con polio.
Abluciones
    Técnica consistente en derramar agua de forma suave, evitando que salpique, sobre un segmento o sobre la totalidad del cuerpo.
    Con esta técnica se consigue una excitación térmica muy ligera, al utilizarse agua tibia, y un escaso efecto mecánico, debido a que el agua se proyecta sin presión.
    El paciente sitúa el segmento corporal a tratar o se coloca dentro de un recipiente vacío (bañera). El agua se va derramando suavemente a poca distancia de la piel, siendo la duración del tratamiento breve, de pocos minutos.
    Tras la ablución no se realiza el secado corporal, ya que con el secado podemos ejercer un estímulo mecánico no deseado con esta técnica.
Es de interés, comenzar con abluciones parciales antes de realizar las totales.
Procedimientos hidrocinéticos
Duchas y chorros
    En esta técnica el agua es proyectada con determinada presión y temperatura, aplicándose sobre toda o parte de la superficie corporal. Por tanto, esta técnica posee tanto un efecto mecánico como térmico.
    La ducha puede ser caliente, fría o alternativamente caliente y fría (ducha escocesa, con efecto vasomotor).
    Las calientes son hiperemiantes y analgésicas y las frías y templadas, son refrigerantes y tonificantes.
Tipos de duchas
Según la forma de salida del agua pueden ser: en chorro, filiformes o en abanico:
Escocesas → con presión, cambio de temperatura.
De Vichy → ducha filiforme con masaje.
De Kneipp → sin presión, con abundante caudal y generalmente frías.
Masaje subacuático
    El masaje de chorro a presión bajo el agua, representa una combinación de estímulos térmicos y mecánicos.
    Se basa, en la utilización de un chorro a presión sobre una zona determinada del cuerpo, estando ésta sumergida. La temperatura de aplicación del chorro puede ser mayor, menor o igual a la del baño, siendo la presión del chorro entre 1-5 atmósferas (generalmente se trabaja a 1,5-2 atmósferas) para producir un hidromasaje. En este tipo de aplicación, lo más importante es la presión y en segundo lugar la temperatura.
    La dosificación es regulable mediante: la cantidad de agua que sale por minuto de la manguera, el diámetro de la boquilla, la temperatura del chorro de tratamiento, el ángulo de aplicación del chorro y por la distancia entre la boquilla y la piel del paciente (normalmente unos 20 cm).
    En el tratamiento, si deseamos obtener un estimulo térmico de relajación adicional, la temperatura del chorro deberá ser más alta que la del agua de la bañera y si el estímulo buscado es tónico, la temperatura será menor.
    El chorro debe seguir la dirección de las fibras musculares, evitándose su aplicación directa sobre prominencias óseas, articulaciones o estructuras susceptibles de ser irritadas por el estímulo mecánico.
Baños de remolino
    El agua está caliente, y en agitación constante, por la inyección de un chorro de agua subacuático, produciendo un micromasaje de carácter mucho más suave que el masaje subacuático. Se utiliza, como medio de preparación del paciente para otras técnicas hidroterápicas.
Masaje con hielo
    Obtenemos un efecto analgésico por el intenso frío que se suma a la acción del masaje. Se utiliza en las contracturas musculares y para relajar la tensión muscular. Se aplica a intervalos cortos para evitar la congelación local, también ha de evitarse ejercer una presión excesiva.